Escoger a un equipo responsable siempre es una tarea sensible, sin importar la disciplina para la que se pretenda, confiar una responsabilidad a un grupo de profeisionales especialista en un área de la organización requiere de una investigación, determinación de objetivos, pautas e indicadores de rendimiento para que ambas partes, contratante y contratados encuentren en su actividad construcción de valor para la empresa.

El caso en el que nos vamos a centrar hoy, el de los auditores de cuentas, es ciertamente particular, y es que éstos tienen una serie de obligaciones que directamente vienen reguladas por la propia profesión, e implican unos requerimientos tanto éticos como de objetividad e independencia que se deben cumplir. Ya no solo se deben cumplir las normas técnicas profesionales, sino también las normas de control de calidad de la labor del auditor. Del mismo modo, el profesional dedicado a auditar debe cumplir con los preceptos establecidos en la Ley de Sociedades de Capital, que contempla la presentación del Informe de Auditoría en la forma y plazos adecuados. Como ves, escogerlos no es algo que pueda dejarse a su libre albedrío. Debes asegúrate que la firma de auditores que elijas reúna por tanto dichas características.

Para elegir a unos buenos auditores de cuentas es importante asegurarse de que la solvencia pueda conducir su trabajo de auditoría de acuerdo con los requisitos normativos requeridos, además es importante hacer un ejercicio de reflexión y corroborar que la auditoría aportará a tu negocio el valor añadido que requieres: recuerda que aquí no estás buscando trámites, sino una observación crítica y certera para que posteriormente puedas planificar con total certeza tus siguientes movimientos.

Sé exigente, es importante

Contratar a un equipo de auditores de cuentas es una decisión importante ya que ya que los resultados del servicio repercuten directamente en la fiabilidad de la información financiera y económica de una empresa. Se entiende, por tanto, que estamos ante una auditoría de cuentas de calidad cuando la empresa pasa a ser una garantía de transparencia y eficiencia para socios, clientes, accionistas, entidades financieras o inversores potenciales.

Por lo tanto para elegir a tu cuerpo técnico de auditoría, se deberá tener en cuenta principalmente aspectos como:

– La experiencia y profesionalidad de todo el equipo de auditores.
– Los auditores deben estar registrados en el ROAC.
– Deben tener una presencia basada en la objetividad, independencia de criterio y confidencialidad.

Se considera que una empresa de auditoría es una buena empresa cuando ésta dispone de un servicio personalizado que ayude a conocer las singularidades y características del negocio auditado. Al igual que ocurre en los equipos de fútbol -que alguno bien necesitaría cambiar su equipo de auditores-, se trata de disponer de un cuerpo técnico compuesto por diferentes profesionales especializados, que en grupo ofrezcan un servicio completo, y sobre todo, eficaz.

Ese es el objetivo, no nos olvidemos: una buena empresa de auditoría consigue resolver los problemas concretos que se le plantean de forma óptima y resuelven las implicaciones que podrían darse en un futuro debido a cambios normativos y jurisprudenciales.

Varios de los miembros de nuestro equipo llevan 20 años realizando auditorías de cuentas. ¿No sabes por dónde empezar? Contacta con nosotros en info@verumasesores.com y descubre cómo podemos ayudarte. Infórmate sobre nuestros servicios de auditoría sin ningún tipo de compromiso.

Zinedine Zidane (Real Madrid C.F.) y su cuerpo técnico. 2016. – El Economista