Hoy vamos a daros una pequeña introducción sobre el derecho de sucesiones. El derecho civil es la parte principal que cubre el derecho de sucesiones. El derecho de sucesiones se encarga de la sucesión por a causa de fallecimiento, lo que técnicamente se denomina como “mortis causa”, determinando el destino de los derechos y bienes del causante y de sus relaciones jurídicas tras su fallecimiento.

Para entender la parte del derecho civil que regula las herencias y las sucesiones es esencial entender los siguientes términos y herencias es básico comprender los siguientes términos:

– Herederos: son las personas a los que se les dan los derechos y los bienes del fallecido.
– Causante: es la persona que fallece, el nombre viene de “mortis causa”, el causante es la persona que transmite sus bienes y derechos.
– Legatario: es la persona a la que se le da algún bien de los que transmite el fallecido.
– Albacea: es la persona que se encarga de hacer cumplir la última voluntad del fallecido, y además se encarga de cuidar sus bienes mientras se reparten entre sus herederos.
– Caudal relicto: es todo el patrimonio que deja el causante una vez que ha fallecido, este patrimonio pueden tener la forma de derechos, bienes y obligaciones.
– Legítima: es la parte heredada que reciben ciertos familiares del causante por imperativo legal.
– Testamento: es un acto jurídico por el que una persona dispone para después de la muerte del dueño ya sea un familiar o una persona a la que se le tuviere estima de todos sus bienes o parte de ellos.

Surgen y se regulan dos grandes tipos de situaciones dentro del derecho de sucesiones, en función de la expresividad de la autonomía de la voluntad por parte del sujeto fallecido, estas son:

– Sucesión abintestato o intestada: Esta situación se da cuando el fallecido no ha otorgado testamento en vida. Por lo tanto, ya que no existe disposición expresa sobre los bienes del sujeto fallecido, la herencia se rige por las previsiones contenidas en las leyes que determinaran la forma, proporciones y cantidades en que la herencia llegará a manos de los herederos ya sean estos descendientes, cónyuges, ascendientes, parientes colaterales y en última instancia el Estado.
– Sucesión testada: Esta situación se genera cuando el fallecido ha otorgado testamento válido en vida. En principio, la persona que otorga el testamento tiene plena libertad para disponer sobre su patrimonio en vida para que rija la situación de sucesión tras el fallecimiento, sin embargo, a veces la Ley marca limitaciones como en el ejemplo de la legítima.

Y hasta aquí nuestra introducción sobre derecho de sucesiones. Desde Verum contamos con un equipo de abogados especializados en derecho de sucesiones si quieres saber más sobre nuestros servicios haz clic aquí.

Pexels