‘America First’. Ese fue el eslogan de Donald Trump en campaña electoral y es el mantra de la política económica y fiscal de Estados Unidos. La reforma fiscal impulsada recientemente por el gobierno estadounidense así lo atestigua.

Entre los grandes cambios de la reforma fiscal de Donald Trump figura el hecho de reducir las tasas impositivas a las empresas y aplicar un gravamen a los productos importados.

La reforma fiscal de Donald Trump cuenta con el apoyo de las grandes empresas y grandes entidades financieras, principales beneficiadas de la reforma estadounidense.

Por su parte, las cinco economías más importantes de la Unión Europea han mostrado el rechazo a la reforma fiscal propuesta por Donald Trump. De este modo, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España han denunciado por escrito la reforma estadounidense.

 

1. Reforma fiscal: Tax Cut & Job Act

La Ley de Rebaja de Impuesto y Empleo (Tax Cut and Job Act) ha supuesto uno de los mayores cambios del sistema tributario de Estados Unidos en los últimos treinta años.

El principal rechazo de Europa está en la bajada de impuestos a las empresas estadounidenses. Estas tributarán al tipo del 21% ya en 2018, con respecto al 35% con el que lo hacían antes. Esta medida, ya vigente, ha supuesto la mayor bajada de Estados Unidos de los últimos años y compromete a las empresas extranjeras que operan en Estados Unidos.

Además de reducir la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para personas físicas y morales, el gobierno de Trump aplicará un impuesto a los productos importados. En este caso, la aplicación del Impuesto de Ajuste Fronterizo (BAT, por su término en inglés). Este impuesto será del 20% a las importaciones.

 

2. Estados Unidos dejará de ingresar 1,5 billones anuales

La deuda pública del país supera ya los veinte billones de dólares. A la espera de ver cómo afectará la reforma fiscal de Trump, se prevé que Estados Unidos deje de ingresar 1,5 billones anuales debido a esta política de recortes.

Desde el partido demócrata se estima que esta reducción tendrá efectos directos en los sectores de población “más vulnerables”. Así lo declaró, entre otros, Bill Peduto, alcalde de Pittsburgh  (Pensilvania).

 

3. Las empresas españolas en el mercado estadounidense

Estados Unidos supone uno de los principales mercados de las empresas españolas, junto con Reino Unido y Brasil. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Estados Unidos operan en torno a 700 filiales de empresas españolas. Estas dan empleo a casi 75.000 personas.

Conforme avance este 2018, veremos las consecuencias de la reforma fiscal de Donald Trump para las empresas españolas. Además, de comprobar la incidencia de estas medidas en la economía global.


¿Operas con empresas estadounidenses? Para cualquier consulta sobre algunas de estas modificaciones o acerca de cualquier otro tema fiscal, nuestro equipo técnico está a su disposición en info@verumasesores.com.