El Gobierno espera ingresar un total de 2.100 millones de euros hasta 2019 por la conocida tasa Google. El Programa de Estabilidad 2018-2019 del Gobierno, enviado a la Comisión Europea, recoge este nuevo impuesto que gravará algunas transacciones electrónicas.

Este nuevo impuesto todavía no está especificado ni tiene fecha de aplicación. En principio, se aplicaría en determinados servicios digitales y gravaría transacciones electrónicas de las grandes empresas de este sector (Apple, Amazon, Google, Facebook…).

Las empresas aprovechan la disparidad entre los regímenes fiscales para pagar menos impuestos. Por ello, algunas de estas grandes corporaciones tecnológicas tributan en países con regímenes fiscales muy bajos, lo que conlleva un beneficio en comparación con las compañías nacionales. Asimismo, algunos de estos países con baja tributación forman parte de la Unión Europea, como es el caso de Irlanda, Luxemburgo y en menor medida Bélgica o Países Bajos.

.

OBJETIVO: GRAVAR A LAS GRANDES EMPRESAS TECNOLÓGICAS

Las grandes multinacionales tecnológicas aprovechan los resquicios legales para abonar menos tasas impositivas en relación al resto de empresas. Debido a ello, desde Bruselas se está buscando fórmulas para que estas grandes compañías paguen más impuestos.

En este sentido, los negocios digitales suelen pagar de media una tasa impositiva en torno al 9,5% en la Unión Europea. Por el contrario, las empresas convencionales tributan alrededor del 23,2%.

Por todo lo expuesto anteriormente, la legislación europea pretende gravar a aquellas grandes tecnológicas que tengan una facturación superior a 750 millones de euros (y más de 50 en Europa). Se prevé que el impuesto digital se sitúe en torno al 3% (por concretar), por lo que se puede obtener una recaudación de más de 5.000 millones de euros para los países de la UE.

.


En Verum Management le informaremos de todo lo relacionado con nueva legislación en relación a los servicios electrónicas de las grandes empresas tecnológicas.