ENISA es una empresa pública que participa activamente en la financiación de proyectos empresariales que conlleven alguna innovación en su sector y que cuenten con alguna ventaja competitiva diferencial, así como un modelo de negocio con perspectiva de futuro.

 

A diferencia de las otras bancas, ENISA no requiere de avales personales o garantías para acceder a sus préstamos, por lo que resulta un plan con grandes facilidades financieras. A cambio, ENISA es recompensada con una participación de los beneficios resultantes de la empresa a la que ha financiado. Además, a los beneficios de ENISA debemos sumar los cobros de intereses vinculados a la evolución económica de la empresa financiada.

 


 

JÓVENES EMPRENDEDORES

La primera de las tres líneas de financiación que sigue ENISA está dirigida a pymes y startups creadas por jóvenes que precisan de fondos para las fases iniciales de crecimiento. Para acceder la prestamos la empresa debe haber sido creada en los 2 años anteriores a la solicitud de fondos. Además, la mayoría del capital empresarial debe ser gestionado por personas físicas no mayores a los 40 años, y los socios deberán aportar como mínimo el 50% del préstamo.

 


 

EMPRENDEDORES

Los beneficiarios de la segunda línea de préstamos también serán las pymes, pero en este caso sin ningún límite de edad. La principal diferencia con la anterior línea en relación con el acceso a los fondos es que los fondos solicitados deberán ser como mínimo los aportados por la empresa.

 


 

CRECIMIENTO

En último lugar, la línea ‘Crecimiento’ está principalmente dirigida a empresas interesadas en expandir su negocio o logar una mejora competitiva. Los préstamos que superen los 300.000 euros deberán ser auditados externamente los estados financieros del último ejercicio cerrado.

 


 

¿Quieres saber más sobre las deducciones fiscales por I+D+i? Nuestro equipo técnico te puede ayudar en info@verumasesores.com.