Pocas cosas hay peores que la pérdida de un ser querido. Es un proceso que va ligado a la palabra ‘tiempo’, con todo lo positivo o negativo que ello conlleva. Ahora bien, es cierto también que en otras muchas ocasiones, también cuenta con ciertas dudas sobre algunos ámbitos paralelos a ese proceso, que cuanto mejor y más sencillamente gestionados estén, más lo facilita. Con mucha frecuencia acuden personas a nosotros pidiendo consejo, ya que ante el fallecimiento de un familiar saben que deben gestionar una serie de trámites, pero no saben exactamente por dónde empezar.

Pasos para tramitar herencias

Enfrentarse al fallecimiento de un familiar es muy difícil, por lo que en esos momentos de dolor, tener la cabeza fría para abordar en tiempo y forma cualquier tipo de trámite se vuelve prácticamente imposible, y más, los relativos a la herencia, que no son fáciles y tienen un impacto fiscal que puede ser muy relevante en caso de no acometerse de manera óptima.

Así, en este caso, son varios los trámites a realizar y con distintos organismos, lo que lo hace todo mucho más complejo. Por tanto, para empezar a tramitar la herencia, es importante tener en cuenta dos cuestiones:

– Los plazos de tramitación: Lo primero es saber con qué plazos contamos para tramitar las herencias. Para firmar la escritura y firmar los impuestos contamos con seis meses desde el fallecimiento. Estos seis meses pueden ampliarse seis meses más solicitándolo al ayuntamiento.

– El testamento: El testamento es un documento que lo puede redactar cualquier persona, se hace ante notario y en él se dispone cómo hacer el reparto de sus bienes una vez haya fallecido. Si no hay testamento el reparto se hace en partes iguales entre todos los herederos.

Si no hay testamento, serán necesarios dos pasos en una notaría. En primer lugar, será necesario firmar una primera escritura donde se declare quiénes son los herederos legítimos. A esto se denomina “promover el acta de herederos”. A esta firma deberán acudir al menos uno de los herederos y dos personas conocidas de la familia que no tengan vínculos. Hará falta el libro de familia y el libro de nacimiento. Tras esto, el siguiente paso será firmar la escritura de adjudicación de la herencia.

Para tramitar la herencia será necesario encargarse de la siguiente documentación:

– Certificado de defunción.
– Certificado de últimas voluntades.
– Certificado de registro de seguro.
– Certificado bancario.
– Recibo del IBI.
– Documentación del vehículo en caso de que tuviera.
– DNI del fallecido y de todos los herederos.

Por otra parte, es importante hablar sobre la escritura de adjudicación de herencias. Ésta, se firma ante notario, en esta ocasión debe de ir todos los herederos porque en ella se decide el reparto y cada uno debe de aceptar la herencia.

Algunas veces en las herencias surgen deudas por lo que es necesario conocer el inventario o podemos llevarnos sorpresas desagradables. También es importante saber que si hay herederos menores de edad los padres o tutores deberán firmar en nombre de ellos.

Cómo tramitar la herencia

La tramitación debe pasar por la institución regional correspondiente, dependiendo de la comunidad autónoma en la que se tramite la herencia. Se tramitará antes de los seis meses y habrá que liquidarse el impuesto de sucesiones. Después habrá que presentar este impuesto en la entidad financiera para poder disponer del dinero o rescatar algún fondo que tuviera el difunto. También habrá que acudir a la compañía de seguros para que nos abonen el seguro en el que seamos beneficiarios, y también tendremos que acudir a tráfico para tramitar la transferencia de los vehículos, si fuese el caso. Después, debe llevarse al Ayuntamiento para que desde este órgano se liquide la plusvalía. Finalmente, habrá que ir al Registro de la Propiedad para poder tramitar el cambio de titularidad.

Todo esto resulta complejo para los familiares y, con una buena planificación y gestión de la herencia, los beneficiarios de la misma se pueden ahorrar mucho dinero o, en caso contrario, resultar muy onerosa para ellos. Por esa razón desde Verum Management, tratamos este tipo de servicios con el imperamento de como tratar de hacer fácil algo que ya de por sí, es ciertamente difícil. 

Ojalá nos consultes por cualquier otro servicio, pero si lo necesitas por éste: info@verumasesores.com

Pexels