El pasado sábado nos levantábamos con una nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal. Ahora bien, ¿Conoces todos los cambios que ello implica? De su contenido podemos destacar el cambio de denominación de los conocidos hasta ahora como paraísos fiscales, la prohibición de amnistías fiscales, cambios en materia aduanera, u otros cambios de relativa importancia que pueden afectar al ciudadano de a pie. Sigue leyendo y mantente al tanto de todas las novedades:

Nuevos límites al pago en efectivo

El límite del pago en efectivo de empresarios o profesionales pasa de 2.500 a 1.000 euros. En el caso de que el pagador sea una persona física sin domicilio fiscal en España, y que además no actúe como empresario, el nuevo límite será de 10.000 euros.

Bonificaciones por pronto pago

Además, se aumenta la bonificación del pago de las sanciones por pronto pago.  Siempre que se realice el pago de la sanción entre la propuesta de la sanción y la resolución definitiva de esta, la reducción será del 50%. En el caso de las sanciones por conformidad, se mantendrá la bonificación del 30%. Y si se ingresa la sanción en el plazo indicado, el infractor se beneficiará de un 40% de la reducción sobre la cantidad ya reducida.

Softwares de doble uso

Como ya advertimos en anteriores posts, los softwares de doble uso están en el punto de mira del gobierno. A partir de este momento, todos los sistemas informáticos que sirvan para la contabilidad de las empresas necesitarán una certificación del Ministerio de Hacienda. Se busca garantizar la integridad, la conservación y la inalterabilidad de los registros. Asimismo, se espera que en un futuro no muy lejano se empiece a emitir un certificado de uso obligatorio para autónomos y pequeños comercios que pueda corroborar que en dicho comercio no se hace uso de una contabilidad en B.

Subida impositiva de tributos

Se incluye una subida impositiva de los tributos sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como Sucesiones y Donaciones.  El objetivo es impedir la actualización del valor de las herencias en el momento posterior a su traspaso. Sin embargo, las ventajas fiscales de las que disfrutaban muchos beneficiarios se mantendrán siempre y cuando pasen más de cinco años después de haber recibido la herencia en propiedad.

Aumento de las sanciones

Cabe destacar que todos estos nuevos límites entran en vigor un día después de su publicación en el BOE, aunque se refieran a operaciones financieras establecidas con anterioridad a la norma.  Su correspondiente incumplimiento conllevará enfrentarse al aumento de las sanciones previstas dentro de la propia ley.


Para cualquier consulta, puede contactar con nuestro Departamento Fiscal y Tributario en info@verumasesores.com.